viernes

COMO LLEGAR A CONVERTIRSE EN AGORAFÓBICO (CONSEJOS PARA EL ASPIRANTE)

Como regla general, es importante aplicar siempre una ley, "alterarse lo mínimo posible, y no enfrentarse nunca a nada que haga que nuestro estado de ánimo fluctue".
1. Si hacer una actividad X te provoca alguno de los síntomas, huye tan rápido como puedas, no trates de enfrentarla. Si es posible, huye cuando estés en el punto de máximo malestar. En ese momento retírate de la situación, para que notes con que rapidez empiezas a encontrarte mucho mejor. Esto conseguirá que el huir casi se convierta en una costumbre, y será algo tan adictivo para tí, como para otros comer chocolate, o irse de copas.
2. Siempre procura acompañarte de alguien que te dé confianza, de forma que puedas recurrir a esa persona cuando notes que algo te altera, aunque sea un niño de seis años, o tu anciana madre.
3. Haz caso siempre, y toma como certezas absulutas, cualquier tipo de pensamiento que aparezca en tu cabeza, especialmente los de índole catastrófica. Nunca, trates de confrontarlo con la realidad.
4. Aunque el médico te diga que estas como una rosa, no te fíes, revisate una y otra vez el corazón (especialmente) y hazte repetidas analíticas. Verás que al final, y en el mejor de los casos, te encontrarán algo y estarán justificados todos tus temores. En el peor, no te encontrarán nada, y cada vez que vuelvas a la consulta del médico, él pondrá cara de pocos amigos. Lo que no sabe el médico, es que los momentos de tranquilidad que te aporta, cuando te repite una vez mas que no tienes nada, son impagables para tí.
5. Nunca, esto es muy importante, nunca, trates de ver que le está pasando a tu vida, ni de relacionar lo que te ocurre con ella.
6. Es vital, para lograr el objetivo, ir cada vez reduciendo tu movilidad, e ir renunciando a cada vez mas responsabilidades. Un logro perfecto en pos del objetivo final: EL TELETRABAJO.
¿Se les ocurre a ustedes algunos mas?.

NOTA: Se que sobra el comentario, pero por si acaso he de señalarles que es intención del autor, el contribuir con sus entradas, a una mejor comprensión de este tipo de problemas, y como ha hecho en otros blogs que edita, entiende que el tono humorístico, por muy serio que sea el problema del que se trate, crea las mejores condiciones posibles a la hora de transmitir y asimilar ideas de cierta complejidad.
Próximamente: consejos para la familia del aspirante a agorafóbico.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Mi nombre es Antonio y me parece muy acertado el tono en que el tratas el tema.

En primer lugar expresar mi más sincera enhorabuena por el blog, ya
que resulta de gran interés, no por la cantidad de soluciones aportadas sino por el enfoque informativo que posee.

Tras sufrir un transtorno de ansiedad con agorafobia puedo exponer mis conclusiones.

Existen varios elementos trascendentales:

1.Información: el agente necesita saber qué le está pasando y por qué. Esto aporta tranquilidad ya que supone cierto control.

2.Reestructuración: el agente debe ser consciente de los pensamientos automáticos negativos que desarrolla y ponerlos en tela de juicio. Esto le ayudará en el siguiente paso, la exposición, donde necesitará herramientas.

3.Exposición: no hay nada más reforzante que la evitación. El agente debe afrontar sus miedos y enfrentarse a las situaciones estresantes.

Debo decir que en un corto periodo de tiempo superé la agorafobia y puedo realizar actividades implensables en el pasado.

Bien es cierto que en determinadas circunstancias siento alguna de las sensaciones corporales de un modo muy leve pero no dejo llevarme por ellas y aplico la lógica y el sentido común en mis pensamientos.

Esto es complejo pero con entrenamiento es algo que se puede conseguir. Las sensaciones son sólo sensaciones, desagradables pero no peligrosas. Son pasajeras.

Un saludo.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola, muchas grácias por participar en el blog. Efectivamente, las sensaciones corporales las vas a seguir notando porque estas vivo y en tu vida siguen pasando cosas. El problema entre otros es la atribución por supuesto "determinada" por el estado emocional del agente. Y la atribución siempre es COHERENTE con ese estado emocional. "Me duele el pecho porque me va a dar un infarto"....
Un saludo y reitero el agradecimiento, participaciones como las suyas dan sentido al esfuerzo de mantener los blogs.

Lili.- dijo...

Jesús, gracias por visitar mi blog. Está bueno que entre colegas intercambiemos opiniones yy estrategias terapéuticas: todos nos enriquecemos.
Muy bueno tu artículo. Un saludo desde Bahia Blanca, Argentina.-

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola Lili, totalemente de acuerdo, muchas grácias a ti.